Variedades

Garnacha y cariñena, esencia de Montsant

Garnacha y cariñena, las variedades autóctonas de Montsant, son la esencia de sus vinos. Así lo entienden también expertos de la talla de José Peñín, quien afirma que "un vino de Montsant debe entenderse como una asociación de garnacha y cariñena. Estas variedades determinan el terroir y las caracteristicas de los vinos de Montsant. Además, el hecho de que los suelos de Montsant sean más frescos repercute en que el matiz de la variedad esté más presente".

En la misma línea se expresan Silvia Naranjo y Jordi Alcover, autores de la Guía de Vinos de Cataluña, "hay que recuperar la identidad del terriorio. La calidad de los vinos tintos de las zonas que han conservado su identidad varietal, como Montsant, es muy superior a la de las zonas que la han despreciado".