Vinos

Color amarillo pajizo brillante, con aromas de frutas verdes, cítricos, melocotón... En boca es muy suave, elegante. Ligeramente seco.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo dorado, limpio y brillante. Aroma de intensidad elevada, recuerdos de frutas tropicales maduras con perfecta integración de las notas tostadas de madera fina. En boca es denso, amplio y elegante.

blanco
garnacha blanca

De color ligeramente dorado que manifiesta su corta crianza. Festival de aromas, donde destacan los cítricos, frutas blancas y especias, entre la apreciada mineralidad de nuestro terreno. En boca destaca por su frescura única, buen cuerpo y untuosidad que le dan un equilibrio muy interesante. De postgusto muy agradable.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Expresión frutal. Aromas florales y frutas tropicales.

blanco
garnacha blanca

Vino de color amarillo dorado y brillante, muy aromático y floral. Su aroma intenso nos recuerda a frutas tropicales como la piña y el plátano, también el melocotón y flores blancas.

El vino tiene un buen paso de boca, equilibrado y redondo, con una acidez que lo hace muy fresco. Es un vino goloso a la vez que persistente.

blanco

Color amarillo, con tonos verdes. Intensidad floral. Aromas delicados de madreselva, peras blancas y melocotones frescos. Sensaciones de estructuras satinadas, con acentos minerales; juego de equilibrio entre los elementos cítricos. Complejidad y persistencia gustativa.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo pajizo con reflejos dorados. Intensos aromas de flores blancas, miel y hierbas aromáticas, con tostado suave. En boca es fresco, al mismo tiempo tiene mucho cuerpo y es complejo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color: amarillo pálido brillante. Nariz: aroma complejo con notas florales y registros de frutas blancas matizadas por un fondo de sotobosque mediterráneo. Boca: aterciopelada y delicada, destaca la frescura y la fruta. Carácter mineral en armonía con notas balsámicas. Final largo y persistente.

blanco
Perinet