Vinos

Color amarillo pajizo y muy brillante. Aromas intensos a frutas tropicales, melocotón y flores blancas. En boca es fresco, fácil de beber y con un final largo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Vino joven y con cuerpo, con un equilibrio interesante entre las sensaciones dulces y la acidez de la garnacha blanca. En nariz le recordará sutiles aromas de flores blancas. En boca, da una interesante untuosidad, que perdura en un final de boca armonioso y sensual.

blanco
garnacha blanca

Fermentado en madera, con levaduras no seleccionadas responsables de una fermentación alcohólica que ha durado 10 meses. Un blanco mediterráneo de variedades locales que le seducirá.

blanco

Expresión frutal. Aromas florales y frutas tropicales.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo intenso, con notas verdosas. Intensidad floral. Aromas de fruta blanca, melocotón, con una nota tropical sutil. Bien equilibrado, con algunos toques minerales. Complejidad y retrogusto persistente.

blanco
garnacha blanca

Es un vino de color amarillo pálido y reflejos dorados. Si lo hueles encontrarás un amplio abanico de aromas de fruta que nos aporta la garnacha: pomelo, manzana, pera y melocotón. La madera poco tostada de las barricas aporta aromas de vainilla y de canela, sin enmascarar los aromas de fruta. Finalmente encontrarás un punto de mineral. Cuando lo pruebes notarás la potencia de este blanco tan particular, untuoso y con volumen, pero a la vez con un punto ácido muy fresco. Es muy largo y deja pasar los aromas de pomelo, mango, vainilla y tostados.

blanco
garnacha blanca

Un blanco limpio, reluciente con una intensa fruta. En boca es sedoso, fresco, un aperitivo fácil y amable de maridar con pescados o carnes blancas.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Es un vino pálido con un suave tono amarillo y reflejos dorados, un blanco limpio impecable. Cuando lo huelas encontrarás un vino floral con punto de rosa y acacia conjuntamente con aromas de fruta cítrica, de pomelo, de piel de naranja y de puntos tropicales de piña y lichis, acompañados con un fondo de miel y sutiles notas de vainilla y canela . Cuando lo pruebes sentirás un vino untuoso y sedoso, con volumen y muy glicérico, con una acidez viva y refrescante, largo, agradable y muy bien acabado con aromas de rosas y pomelo.

dulce
garnacha blanca

Color: amarillo pálido brillante. Nariz: aroma complejo con notas florales y registros de frutas blancas matizadas por un fondo de sotobosque mediterráneo. Boca: aterciopelada y delicada, destaca la frescura y la fruta. Carácter mineral en armonía con notas balsámicas. Final largo y persistente.

blanco
Perinet