Vinos

De color paja, en nariz destaca por los aromas delicados de fruta y flor blanca, pera y rosa silvestre. En boca es untuoso, muy sedoso, elegante y fresco con un final largo y persistente. Destaca por la amplitud y por sus aromas delicados y sutiles.

blanco
garnacha blanca, macabeo

De un tenue pero nítido amarillo, Solpost Blanc muestra en nariz la tipicidad de la garnacha blanca. Predominan los aromas florales, cítricos y tropicales, aunque también se intuye un trasfondo salino y mineral. En boca, estas notas persisten, mostrando un vino que se nos descubre fresco, con volumen y largo.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo con reflejos dorados. Aroma intenso de flores blancas, miel, hierbas aromáticas y tostados suaves. En boca es fresco y graso, con volumen y muy varietal.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo, con tonos verdes. Intensidad floral. Aromas delicados de madreselva, peras blancas y melocotones frescos. Sensaciones de estructuras satinadas, con acentos minerales; juego de equilibrio entre los elementos cítricos. Complejidad y persistencia gustativa.

blanco
garnacha blanca

Color dorado pálido. Nariz frutal, manzana al horno, fruta tropical y roja, fondo floral. Presenta notas lácticas y de levadura debido a la crianza sobre lías. Fuerte ataque en boca, dulce entrada y acidez persistente, final salado. A pesar de su largo envejecimiento en barrica, sorprende su acidez que perdura a lo largo del tiempo.

blanco
garnacha tinta

Color amarillo pálido muy limpio. Aroma sutil de flores, miel, fruta y levaduras. En boca es suave, fresco y ligeramente graso, sutil pero con carácter.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo pajizo con reflejos dorados. Intensos aromas de flores blancas, miel y hierbas aromáticas, con tostado suave. En boca es fresco, al mismo tiempo tiene mucho cuerpo y es complejo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo intenso, con notas verdosas. Intensidad floral. Aromas de fruta blanca, melocotón, con una nota tropical sutil. Bien equilibrado, con algunos toques minerales. Complejidad y retrogusto persistente.

blanco
garnacha blanca

Su color, amarillo claro, y su transparencia, brillante y diáfana, sorprenden dada su transgresora composición varietal. Inicialmente nos evoca notas de fruta blanca y un fondo floral indefinido. Poco a poco, su aroma se transforma completamente y aparecen notas tropicales, refrescantes fondo cítricos y recuerdos de hinojo y anís. En boca es sorprendente. Ya de inmediato, su textura, insólita en un vino blanco, nos acaricia con una untuosidad llena de matices. Frutal, fresco y potente, impregna el paladar dejando un largo y placentero recuerdo.

blanco
garnacha tinta

Vino blanco de color amarillo pajizo con reflejos dorados, limpio, brillante. En nariz tiene fruta madura macerada en licor, notas oxidativas, melocotón maduro, especiado. En boca es potente, mineral, hinojo. Postgusto medio, melocotón, frutos secos, nuez moscada.

blanco