Vinos

De color ligeramente dorado que manifiesta su corta crianza. Festival de aromas, donde destacan los cítricos, frutas blancas y especias, entre la apreciada mineralidad de nuestro terreno. En boca destaca por su frescura única, buen cuerpo y untuosidad que le dan un equilibrio muy interesante. De postgusto muy agradable.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo pálido muy limpio. Aroma sutil de flores, miel, fruta y levaduras. En boca es suave, fresco y ligeramente graso, sutil pero con carácter.

blanco
garnacha blanca

Es un vino de color amarillo pálido y reflejos dorados. Si lo hueles encontrarás un amplio abanico de aromas de fruta que nos aporta la garnacha: pomelo, manzana, pera y melocotón. La madera poco tostada de las barricas aporta aromas de vainilla y de canela, sin enmascarar los aromas de fruta. Finalmente encontrarás un punto de mineral. Cuando lo pruebes notarás la potencia de este blanco tan particular, untuoso y con volumen, pero a la vez con un punto ácido muy fresco. Es muy largo y deja pasar los aromas de pomelo, mango, vainilla y tostados.

blanco
garnacha blanca

De color paja, en nariz destaca por los aromas delicados de fruta y flor blanca, pera y rosa silvestre. En boca es untuoso, muy sedoso, elegante y fresco con un final largo y persistente. Destaca por la amplitud y por sus aromas delicados y sutiles.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Tres viñas viejas de garnacha blanca situadas entre el Masroig y Marçà de edades entre 60 y 80 años, más una cuarta de garnacha gris, configuran y toman parte de los Trossos Sants. Expresión fiel y casi transparente de una variedad blanca que, como pocas, favorece el que el vino evolucione en positivo - refinándose - en la botella a lo largo de los años sucesivos. Amplia explosión de frutos blancos, fresca y jugosa.

blanco
Alfredo Arribas

Vino blanco de color amarillo pajizo con reflejos dorados, limpio, brillante. En nariz tiene fruta madura macerada en licor, notas oxidativas, melocotón maduro, especiado. En boca es potente, mineral, hinojo. Postgusto medio, melocotón, frutos secos, nuez moscada.

blanco

De un tenue pero nítido amarillo, Solpost Blanc muestra en nariz la tipicidad de la garnacha blanca. Predominan los aromas florales, cítricos y tropicales, aunque también se intuye un trasfondo salino y mineral. En boca, estas notas persisten, mostrando un vino que se nos descubre fresco, con volumen y largo.

blanco
garnacha blanca