Vinos

Vino de color amarillo dorado y brillante, muy aromático y floral. Su aroma intenso nos recuerda a frutas tropicales como la piña y el plátano, también el melocotón y flores blancas.

El vino tiene un buen paso de boca, equilibrado y redondo, con una acidez que lo hace muy fresco. Es un vino goloso a la vez que persistente.

blanco

Color amarillo, con tonos verdes. Intensidad floral. Aromas delicados de madreselva, peras blancas y melocotones frescos. Sensaciones de estructuras satinadas, con acentos minerales; juego de equilibrio entre los elementos cítricos. Complejidad y persistencia gustativa.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo pálido que da paso a un vino fresco, limpio, fácil. Intensos aromasde fruta fresca (manzana verde, cítricos) y tropical (piña, mango, papaya) ... el ataque es suave y el paso por boca amplio y fresco. Un vino ideal para losmeses más calurosos del año y un buen vino para beber a diario.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo intenso, con notas verdosas. Intensidad floral. Aromas de fruta blanca, melocotón, con una nota tropical sutil. Bien equilibrado, con algunos toques minerales. Complejidad y retrogusto persistente.

blanco
garnacha blanca

Su color, amarillo claro, y su transparencia, brillante y diáfana, sorprenden dada su transgresora composición varietal. Inicialmente nos evoca notas de fruta blanca y un fondo floral indefinido. Poco a poco, su aroma se transforma completamente y aparecen notas tropicales, refrescantes fondo cítricos y recuerdos de hinojo y anís. En boca es sorprendente. Ya de inmediato, su textura, insólita en un vino blanco, nos acaricia con una untuosidad llena de matices. Frutal, fresco y potente, impregna el paladar dejando un largo y placentero recuerdo.

blanco
garnacha tinta

Color amarillo dorado poco intenso, limpio y brillante. Aroma de intensidad elevada, fresco, con recuerdos florales y de frutas blancas. Boca con estructura, con buena intensidad afrutada, acidez equilibrada y final persistente.

blanco
garnacha blanca

Nítido, cristalino, con atractivos reflejos dorados. Fresco, con aromas de frutos blancos, melocotón de viña, flores de acacia, ligeros toques tropicales, y una oleada de frutas cítricas que lo hacen refrescante. Entra vivo, suave, perfumado y encantador, con un final placentero.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Buena intensidad colorante en tonos amarillo limón. En nariz muestra una buena potencia aromática, donde destacan los recuerdos de flores blancas, frutas carnosas, miel y espárrago, combinado con ligeros toques de vainilla y torrefacto. En boca se presenta equilibrado, pleno, glicérico y untuoso.

blanco
garnacha blanca, macabeo