Vinos

Vino joven y con cuerpo, con un equilibrio interesante entre las sensaciones dulces y la acidez de la garnacha blanca. En nariz le recordará sutiles aromas de flores blancas. En boca, da una interesante untuosidad, que perdura en un final de boca armonioso y sensual.

blanco
garnacha blanca

Color pajizo brillante. En nariz, destacan aromas de hierbas de tocador, fruta escarchada, piedra seca. En boca, encontramos dulzura, es sabroso, lleno, complejo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

De color paja, en nariz destaca por los aromas delicados de fruta y flor blanca, pera y rosa silvestre. En boca es untuoso, muy sedoso, elegante y fresco con un final largo y persistente. Destaca por la amplitud y por sus aromas delicados y sutiles.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Vino de color amarillo dorado y brillante, muy aromático y floral. Su aroma intenso nos recuerda a frutas tropicales como la piña y el plátano, también el melocotón y flores blancas.

El vino tiene un buen paso de boca, equilibrado y redondo, con una acidez que lo hace muy fresco. Es un vino goloso a la vez que persistente.

blanco

Color amarillo pajizo brillante, con aromas de frutas verdes, cítricos, melocotón... En boca es muy suave, elegante. Ligeramente seco.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Este vino es el resultado de los aromas florales de Garnacha y se traduce en una explosión de los sentidos varietales y frescos, que te trasladan a la propia uva. En boca es amplio, fresco y sorprende su frutosidad y potencia.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo pálido muy limpio. Aroma sutil de flores, miel, fruta y levaduras. En boca es suave, fresco y ligeramente graso, sutil pero con carácter.

blanco
garnacha blanca