Vinos

Color amarillo pálido muy limpio. Aroma sutil de flores, miel, fruta y levaduras. En boca es suave, fresco y ligeramente graso, sutil pero con carácter.

blanco
garnacha blanca

Nítido, cristalino, con atractivos reflejos dorados. Fresco, con aromas de frutos blancos, melocotón de viña, flores de acacia, ligeros toques tropicales, y una oleada de frutas cítricas que lo hacen refrescante. Entra vivo, suave, perfumado y encantador, con un final placentero.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Su color, amarillo claro, y su transparencia, brillante y diáfana, sorprenden dada su transgresora composición varietal. Inicialmente nos evoca notas de fruta blanca y un fondo floral indefinido. Poco a poco, su aroma se transforma completamente y aparecen notas tropicales, refrescantes fondo cítricos y recuerdos de hinojo y anís. En boca es sorprendente. Ya de inmediato, su textura, insólita en un vino blanco, nos acaricia con una untuosidad llena de matices. Frutal, fresco y potente, impregna el paladar dejando un largo y placentero recuerdo.

blanco
garnacha tinta

Este vino es el resultado de los aromas florales de Garnacha y se traduce en una explosión de los sentidos varietales y frescos, que te trasladan a la propia uva. En boca es amplio, fresco y sorprende su frutosidad y potencia.

blanco
garnacha blanca

Vino puro, acústico, autóctono. Color pajizo brillante. Aroma complejo, expresivo, hierbas silvestres mediterráneas, fruta fresca, cítricos, flores blancas. Boca sabroso, complejo, buena acidez, fino, afrutado. Poesía de pétalos y amor.

blanco
Acústic Celler

Color pajizo brillante. En nariz, destacan aromas de hierbas de tocador, fruta escarchada, piedra seca. En boca, encontramos dulzura, es sabroso, lleno, complejo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo pajizo brillante, con aromas de frutas verdes, cítricos, melocotón... En boca es muy suave, elegante. Ligeramente seco.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Verás un color precioso, de un amarillo limpio, luminoso, salpicado de verde vital. El perfume de este vino es elegante con un punto de flores de acacia y de azahar. También le encontrarás un toque cítrico que te recordará la piel del limón, el pomelo, incluso la piña, y si conoces bien la fruta tropical la fruta de la pasión en retronarà a la memoria. Remueve un poco la copa para que salgan los aromas de especias, los tostados de la barrica, un toque de vainilla y las notas minerales que han dejado como rastro los suelos del Montsant. Cuando lo pruebes descubrirás un vino muy fresco, con un punto de frutas cítricas, te llegarán aromas de limón, de pomelo o incluso de piña y notarás como el perfume se va matizando, se alarga y va cambiando.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo intenso, con notas verdosas. Intensidad floral. Aromas de fruta blanca, melocotón, con una nota tropical sutil. Bien equilibrado, con algunos toques minerales. Complejidad y retrogusto persistente.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo dorado, limpio y brillante. Aroma de intensidad elevada, recuerdos de frutas tropicales maduras con perfecta integración de las notas tostadas de madera fina. En boca es denso, amplio y elegante.

blanco
garnacha blanca