Vinos

Atrevido, elegante y limpio. En nariz encontramos notas minerales, florales y frutales. Fresco y equilibrado en boca, de tacto fino y suave al paladar con un final persistente.

blanco
garnacha blanca, macabeo
Ronadelles S.L.

Color amarillo pálido que da paso a un vino fresco, limpio, fácil. Intensos aromasde fruta fresca (manzana verde, cítricos) y tropical (piña, mango, papaya) ... el ataque es suave y el paso por boca amplio y fresco. Un vino ideal para losmeses más calurosos del año y un buen vino para beber a diario.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Aromas sutiles con predominio floral -rosas blancas-, frutas blancas -lichi- y notas minerales. Entrada en boca amplia y cremosa, con final fresco y mineral que le confiere elegancia.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Su color, amarillo claro, y su transparencia, brillante y diáfana, sorprenden dada su transgresora composición varietal. Inicialmente nos evoca notas de fruta blanca y un fondo floral indefinido. Poco a poco, su aroma se transforma completamente y aparecen notas tropicales, refrescantes fondo cítricos y recuerdos de hinojo y anís. En boca es sorprendente. Ya de inmediato, su textura, insólita en un vino blanco, nos acaricia con una untuosidad llena de matices. Frutal, fresco y potente, impregna el paladar dejando un largo y placentero recuerdo.

blanco
garnacha tinta

Color amarillo pajizo y muy brillante. Aromas intensos a frutas tropicales, melocotón y flores blancas. En boca es fresco, fácil de beber y con un final largo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color paja brillante. Refrescante y cítrico, con aromas de melocotón, pomelo con toques maduros. Ligero y suave. Postgusto medio, con volumen. Blanco elegante y moderno.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo dorado poco intenso, limpio y brillante. Aroma de intensidad elevada, fresco, con recuerdos florales y de frutas blancas. Boca con estructura, con buena intensidad afrutada, acidez equilibrada y final persistente.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo intenso, con notas verdosas. Intensidad floral. Aromas de fruta blanca, melocotón, con una nota tropical sutil. Bien equilibrado, con algunos toques minerales. Complejidad y retrogusto persistente.

blanco
garnacha blanca