Vinos

Color amarillo, con tonos verdes. Intensidad floral. Aromas delicados de madreselva, peras blancas y melocotones frescos. Sensaciones de estructuras satinadas, con acentos minerales; juego de equilibrio entre los elementos cítricos. Complejidad y persistencia gustativa.

blanco
garnacha blanca

Expresión frutal. Aromas florales y frutas tropicales.

blanco
garnacha blanca

Color paja brillante. Refrescante y cítrico, con aromas de melocotón, pomelo con toques maduros. Ligero y suave. Postgusto medio, con volumen. Blanco elegante y moderno.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo con reflejos dorados. Aroma intenso de flores blancas, miel, hierbas aromáticas y tostados suaves. En boca es fresco y graso, con volumen y muy varietal.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo dorado poco intenso, limpio y brillante. Aroma de intensidad elevada, fresco, con recuerdos florales y de frutas blancas. Boca con estructura, con buena intensidad afrutada, acidez equilibrada y final persistente.

blanco
garnacha blanca

Tres viñas viejas de garnacha blanca situadas entre el Masroig y Marçà de edades entre 60 y 80 años, más una cuarta de garnacha gris, configuran y toman parte de los Trossos Sants. Expresión fiel y casi transparente de una variedad blanca que, como pocas, favorece el que el vino evolucione en positivo - refinándose - en la botella a lo largo de los años sucesivos. Amplia explosión de frutos blancos, fresca y jugosa.

blanco
Alfredo Arribas

Buena intensidad colorante en tonos amarillo limón. En nariz muestra una buena potencia aromática, donde destacan los recuerdos de flores blancas, frutas carnosas, miel y espárrago, combinado con ligeros toques de vainilla y torrefacto. En boca se presenta equilibrado, pleno, glicérico y untuoso.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Es un vino pálido con un suave tono amarillo y reflejos dorados, un blanco limpio impecable. Cuando lo huelas encontrarás un vino floral con punto de rosa y acacia conjuntamente con aromas de fruta cítrica, de pomelo, de piel de naranja y de puntos tropicales de piña y lichis, acompañados con un fondo de miel y sutiles notas de vainilla y canela . Cuando lo pruebes sentirás un vino untuoso y sedoso, con volumen y muy glicérico, con una acidez viva y refrescante, largo, agradable y muy bien acabado con aromas de rosas y pomelo.

dulce
garnacha blanca

Color pajizo brillante. En nariz, destacan aromas de hierbas de tocador, fruta escarchada, piedra seca. En boca, encontramos dulzura, es sabroso, lleno, complejo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo pajizo brillante, con aromas de frutas verdes, cítricos, melocotón... En boca es muy suave, elegante. Ligeramente seco.

blanco
garnacha blanca, macabeo