Vinos

Tres viñas viejas de garnacha blanca situadas entre el Masroig y Marçà de edades entre 60 y 80 años, más una cuarta de garnacha gris, configuran y toman parte de los Trossos Sants. Expresión fiel y casi transparente de una variedad blanca que, como pocas, favorece el que el vino evolucione en positivo - refinándose - en la botella a lo largo de los años sucesivos. Amplia explosión de frutos blancos, fresca y jugosa.

blanco
Alfredo Arribas